La importancia del diseño en la publicidad

El diseño es una disciplina enfocada a la comunicación visual. Mediante el diseño se comunican y transmiten mensajes específicos. Por ello, es una de las herramientas más fuertes de la publicidad y el marketing.

En su sentido más actual, el diseño como concepto hace referencia a la proyección de las formas y objetos. El diseño trata de planificar las formas para recrearlas como elementos. Dichos elementos son tomados de lo cotidiano y del entorno para construir ideas y conceptos.

La comunicación requiere que los mensajes sean claros y que posean fuerza para transmitirse. Por ello, los mensajes construidos a través del diseño se sustentan en la semiótica, el color y la composición

Entendiendo cómo es que el diseño combina el proceso creativo con su función comunicativa. No resulta muy difícil descifrar el papel que tiene dentro de  la publicidad y por qué ha sido una herramienta que se utiliza para vender.

Hoy en día el diseño pasa por un proceso que involucra un conflicto en su identidad.

Esto, debido a que las agencias o empresas buscan reclutar cada día más nuevos diseñadores para que se enfoquen específicamente a la parte técnica, a partir del funcionamiento de tal o cual programa de diseño o animación, sin darles mucha opción creativa sino sólo enfocados a cubrir la parte mercadológica que requieren.

Es curiosa, dicha mecanización del diseño dentro de la publicidad. Porque si lo pensamos,  una campaña publicitaria que sea bien realizada y que apueste por su parte creativa, necesitará de un diseño a la altura.

El diseño funciona en la publicidad proponiendo visualmente y construyendo mensajes inspirados en las ideas centrales que tenga la campaña de marketing. De ahí la importancia de que los publicistas tengan conocimientos y nociones de diseño, para que logren ser empáticos con este proceso y puedan integrarlo de la mejor manera al desarrollo general de los proyectos.

Diseño en la publicidad como proceso creativo

Diseñar no es tan simple y no lo puede hacer cualquiera. Un diseñador educa su criterio estético y también se informa para poder conceptualizar correctamente. En publicidad el  diseñador tiene la responsabilidad de transmitir y de simplificar visualmente, algunas veces, muchas opiniones e ideas cruzadas y su labor consiste en armonizar toda esa información.

 

Aunque parezca un trabajo fácil, sólo el correcto uso de los colores, las formas, las fotografías y tipografías, supone un grado conocimiento. Recordemos que quizá muchos sean capaces de diseñar pero pocos son capaces de diseñar en armonía, atendiendo a la composición sin perder la conceptualización de ideas.

Si deseas conocer más sobre temas relacionados. Estudia la Licenciatura en Publicidad y Diseño.

Déjanos tus datos y recibe más información.

0

¿Quieres más información?